Protección de Datos
LSSI
E-Comerce
Contratación Electrónica
Firma Electrónica
Spam
Dominios
Propiedad Intelectual
Propiedad Industrial
Seguridad
Adecuación a LSSI
Contratos
Derechos ARCO
 

 

E-Commerce

Concepto
Regulación
Características
Fases y modalidades del comercio electrónico
Ventajas e inconvenientes del E-Commerce

Hoy en día, y a pesar del gran avance de las nuevas tecnologías, no existe un concepto que defina al E- Commerce. Sin embargo, la doctrina se refiere al mismo como el comercio en el cual las partes llevan a cabo negocios a distancia y a través de redes, aunque no exclusivamente Internet.
Aunque un concepto restrictivo del comercio electrónico se refiere al mismo cuando únicamente se realiza entre mayoristas y particulares, la Organización Mundial del Comercio lo definió como "cualquier forma de promoción, distribución, venta o entrega de mercancías o servicios realizado por medios electrónicos o digitalizados".

De todas formas, es preciso recordar que por comercio electrónico no sólo se entiende la negociación y perfección del acto jurídico, engloba, además, todos aquellos actos anteriores y posteriores a la venta, como pueden ser publicidad o promoción de productos o servicios, servicio posterior a la venta de atención a los clientes y consumidores, y todos aquellos actos que tengan por objeto la compraventa de bienes o servicios.

La regulación del comercio electrónico se encuentra en las disposiciones legales que siguen a continuación:

Legislación europea: se aplican al E - Commerce las disposiciones contenidas en los Convenios de Bruselas (1968), Roma (1980), Viena (1980) y Lugano (1988).

Legislación comunitaria: varias son las directivas que regulan el comercio electrónico:
- Directiva 97/7/CE, 20 de mayo 1997 sobre Comercio a distancia: Confiere protección a los consumidores en materia de contratos.
- Directiva 97/66/CE, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 15 de diciembre sobre Protección de Datos Personales y Protección de la intimidad en el sector de las Telecomunicaciones.
- Directiva 98/27/CE, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 19 de mayo, relativa a acciones de cesación en protección de los intereses de los consumidores.
- Directiva 2000/31/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 8 de junio, sobre Comercio Electrónico.
- Directiva 2002/58/CE, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 12 de julio de 2002, relativa al tratamiento de los datos personales

Legislación española: las normas reguladoras de este tipo de comercio son:
- Ley General 26/1984, de 19 de julio, para la Defensa de Consumidores y Usuarios.
- Ley 7/1995, de 23 de marzo, de Créditos al Consumo.
- Ley 7/1996, de 15 de enero, de Ordenación del Comercio Minorista.
- Ley 7/1998, de 13 de abril de Condiciones Generales de Contratación.
- Ley 28/1998, de 13 de julio, de Venta a Plazos de Bienes Inmuebles.
- Real Decreto-Ley 14/1999, de 17 de septiembre, de Firma Electrónica.
- Real Decreto 1906/1999, de 17 de diciembre, por el que se regula la contratación telefónica o electrónica con condiciones generales.
- Real Decreto sobre Contratación Electrónica, en vigor desde el 1 de marzo de 2000.
- Ley 34/2002, de 11 de julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico.
- Ley 47/2002, de 19 de diciembre. Reforma la Ley 7/1996, de 15 de enero, de Ordenación del Comercio Minorista.

Como principales características del E- Commerce es preciso destacar:

- Su ejecución en la distancia, empleando para ello medios telemáticos, por lo que las partes no están presentes a la negociación.
- Ausencia de barreras geográficas, pudiendo cometer operaciones a lo largo de todo el mundo. Se amplía el ámbito actuación en los negocios.
- No obstante, el comercio electrónico precisa de unas medidas de seguridad superiores, tal y como pueden ser las observadas en el momento de la realización del pago electrónico, a través de servidores seguros.

La gran importancia que actualmente tiene el E- Commerce viene determinada por la aparición de una nueva posibilidad de negocio, que permite el contacto entre las partes, sin que estén presentes en el mismo lugar físico, y por lo tanto puedan actuar de una manera más rápida, cómoda, fácil e interactiva, al encontrarse las partes distanciadas.

A pesar de las particularidades que identifican a este tipo de comercio, las fases del comercio electrónico continúan siendo idénticas a las etapas de comercio tradicional. Consiguientemente, nos encontramos, en primer lugar, con una oferta de productos o servicios, llevada a cabo por medio de la publicidad o promoción, frente a la que existe una demanda, todo ello, a través de Internet como medio de difusión de la oferta y recepción de dicha promoción. En la segunda fase, podemos diferenciar claramente la negociación, en la cual se acepta o no la oferta emitida por el comerciante. Por último, al igual que el comercio tradicional, destaca una tercera fase, la logística, para el caso de la distribución de aquellos productos enclavados dentro del comercio electrónico impropio, es decir, cuando nos referimos a bienes materiales que no se distribuyen a través de la red, tal y como pueden ser libros en soporte digital o discos.

Llegados a este punto, es preciso establecer una clara diferenciación entre los dos tipos de comercio electrónico con los que nos podemos encontrar:

? Comercio electrónico indirecto: comercio electrónico en el que la oferta y la aceptación de la misma se realiza a través de medios electrónicos, al igual que la negociación. Sin embargo, la distribución de los productos, al tratarse de bienes materiales, se lleva a cabo por medios tradicionales de logística.
? Comercio electrónico directo: se caracteriza este tipo de comercio por realizarse de manera íntegra por medios electrónicos. De esta manera, la publicidad del producto o servicio, la negociación y el suministro del mismo, al tratarse de bienes intangibles, se efectúa exclusivamente de manera electrónica

Los modelos de comercio electrónico, según los agentes que intervengan en el mismo, se pueden englobar en los siguientes:

- B2B: Business to Business. Es el tipo de comercio electrónico que se realiza entre empresas.
- B2C: Business to Consumer. Comercio electrónico desarrollado entre empresas y particulares.
- C2C: Consumer to Consumer. Modelo de comercio por medios electrónicos realizado entre consumidores particulares.
- C2B:Consumer to Business. Comercio electrónico de particulares a empresas.
- P2P: Peer to Peer. Tipo de comercio desarrollado únicamente entre particulares.
- A2B/C/A: Administration to Business, Consumer or Administration. Relaciones de comercio por medios electrónicos de las Administraciones Públicas con empresas, con consumidores o bien con otras Administraciones.
- B2A/C2A: Business or Consumer to Administration. Comercio con la Administración, ya sea con empresas o con consumidores.
- B2E: Business to employee. Comunicación entre empresas y sus empleados. Este tipo de comercio cada día está más en alza.


Las ventajas que se encuentran en este nuevo modelo de negocio son numerosas, entre las cuales podemos destacar:

- Proporciona cobertura de sus necesidades a millones de usuarios. Existe igualmente un gran potencial de clientes, todos los que acceden a redes, como puede ser Internet.
- Presenta una gran variedad de ofertas y productos en un espacio reducido, condensado en una misma página.
- Los mercados se vuelven más competitivos al existir gran variedad de ofertas.
- El trato con los clientes dota a los mismos de igualdad y equilibrio, sin diferencias geográficas.
- Otorga a pequeñas y medianas empresas la posibilidad de acceder a mercados, tanto nacionales como internacionales, a los cuales no les estaba permitido llegar debido al gran coste que esto conllevaba.
- La rapidez de las negociaciones reduce retrasos en el comercio.
- Las inversiones a realizar en este tipo de negocio son asumibles por los empresarios con mayor comodidad, debido a que los costes de puesta en marcha de este comercio son menores que si se inicia la actividad de un modo tradicional. No es necesario que el empresario cuente con una sede física, y por lo tanto, no se hace cargo de los gastos derivados de la misma.
- El horario para presentar los productos y servicios ofrecidos por las tiendas virtuales no tiene límite, es el horario más amplio que puede existir, ya que permite acceder al comercio las 24 horas del día.
- No podemos olvidar que para los consumidores, evita multitud de desplazamientos y con ello gastos, tanto económicos como temporales, que influyen en la adquisición de los productos o servicios.

No obstante, no todo son ventajas para las empresas o para los consumidores. Sobre todo, teniendo en cuenta a estos últimos, existen una serie de inconvenientes que hacen que determinadas personas se muestren reticentes a llevar a cabo este tipo de negocio. Así pues, podemos destacar:

- Subsiste aún desconfianza e inseguridad en los modos de pago electrónico de los productos o servicios adquiridos por estos medios digitales Los usuarios temen, sobre todo, proporcionar sus datos personales, al desconocer la utilidad que se les dará a los mismos.
- Muchos usuarios se quejan de publicidad engañosa, inexacta y falta de información sobre lo que tratan de adquirir.
- La multitud de ofertas que se presentan electrónicamente, pueden hacer al consumidor dudar sobre su compra.
- Igualmente, si la distribución del producto se hace de un modo tradicional, el plazo de entrega del producto adquirido es otro inconveniente a tener en cuenta. Del mismo modo, los elevados costes de envío encarecen, en ocasiones, el precio final del producto.

Sin embargo, todas las ventajas enumeradas del E - Commerce hacen del mismo un medio rápido, ágil, eficaz y seguro para llevar a cabo transacciones comerciales. Lo más importante a la hora de realizar una incursión en el negocio virtual, es tener en cuenta varios factores, tal y como pueden ser el análisis de los negocios ya existentes en el sector; tener presentes a los consumidores antes y después de la venta; construir una página web atractiva, útil y rápida; incluir un proceso de compra claro y sencillo para evitar confusiones en los usuarios y mejorar el precio de los productos o servicios que se pueden adquirir de modo convencional.

Como conclusión, podemos afirmar que, hoy en día, el comercio electrónico está en una fase de mejoría, en la cual las nuevas tecnologías hacen posible este avance.


Copyright © Noviembre 2003
 

Temas Legales - Servicios Jurídicos - Contacto - Consultas Jurídicas
Datos Identificativos - Condiciones de Uso - Política de Privacidad y Seguridad