Protección de Datos
LSSI
E-Comerce
Contratación Electrónica
Firma Electrónica
Spam
Dominios
Propiedad Intelectual
Propiedad Industrial
Seguridad
Adecuación a LSSI
Contratos
Derechos ARCO
 

 

Dominios

Concepto y regulación

Elementos del nombre de dominio y tipos
ICANN y OMPI
Conflictos entre nombres de dominio y marcas
Usurpación de nombres de dominio

Con el avance de los servicios de telecomunicaciones y la evolución de Internet, es difícil que algún usuario hoy en día no sepa qué es un nombre de dominio. Aunque no se conozca su definición técnica, todo el mundo que está relacionado con el uso de la informática tiene conocimiento de qué es una dirección de Internet.
Todos los documentos o archivos que se pueden encontrar en la red, tiene asignado un nombre por el cual se les puede localizar, es decir, cuentan con una dirección de Internet que los identifica y lleva a los usuarios hasta ellos.

Sin embargo, de manera más técnica y precisa, podemos decir que esa dirección de Internet es un nombre de dominio, y se puede definir éste como un conjunto de datos de carácter alfanumérico, que permite identificar y localizar un ordenador y que, además, esta computadora pueda comunicarse con otras. La comunicación se realiza por medio de la identificación de cada una de las computadoras, que tienen asignada una serie de números, la dirección IP.

No obstante, a través de la utilización de un sistema que convierte las direcciones IP (esto es, los números) en letras, o dicho de otro modo, en los nombres de dominio, se consigue que sea mucho más fácil poder identificar una dirección por medio de letras que por medio de un conjunto de número sin sentido. Es más cómodo para los usuarios recordar una dirección por medio de letras (http://www.delapazabogados.com) que tener que recordar todo el conjunto de números que la componen para acceder a esa página.

La regulación normativa más importante correspondiente a los nombres de dominio en nuestro país, es la que exponemos a continuación:

? Orden CTE 662/2003, de 18 de marzo del Ministerio de Ciencia y Tecnología, por la que se aprueba el Plan Nacional de nombres de dominio de Internet, bajo el Código correspondiente a España (".es").

Supone esta nueva disposición, un cambio, al mismo tiempo que una flexibilización, de la normativa existente hasta el momento, reguladora de nombres de dominio en España. La finalidad de esta nueva norma es adaptar los nombres de dominio a las exigencias actuales y a las necesidades que surgían en el registro de los nombres.
De todas maneras, la Orden mantiene todos los criterios de seguridad asignados con anterioridad por las disposiciones precedentes.

Las novedades que introduce esta nueva Orden son:

- Flexibilización de la normativa anterior, en lo referente a la asignación de nombres de dominio bajo “.es”. Los criterios para poder registrar son ahora menos exigentes, permitiendo realizar un mayor número de registros, al desaparecer parte de las prohibiciones existentes hasta el momento. Amplia los nombres a los cuales se puede extender el registro.

- Igualmente, se puede proceder al registro de nombres de dominio que incluyan un tercer nivel, como por ejemplo, “.com.es”, “.org.es”.

- Una nueva posibilidad permitida por esta Orden, es el registro por parte de las personas físicas de su propio nombre.

- Permiten asimismo, el registro de nombres de dominio que tengan un valor fundamental para el mercado, aunque su denominación sea un término genérico, o las siglas de una empresa.


- Orden de 12 de julio de 2001 del Ministerio de Fomento, por la que se modifica la Orden de 21 de marzo de 2000.

Por medio de esta Orden, se regula de nuevo el sistema de asignación de nombres de dominio bajo el Código perteneciente a España “.es”. Así pues, la Orden de 12 de julio de 2001 modifica a la Orden dada con anterioridad, la Orden de 21 de marzo de 2000, del Ministerio de Fomento.
La finalidad que perseguía el legislador con la promulgación de esta disposición es proceder a la corrección de errores presentes en normativas anteriores sobre los nombres de dominio, su registro y su gestión.

Un aspecto importante a destacar en lo referido a la regulación de los nombres de dominio, son las restricciones que esta disposición normativa impone a la hora de registrar nombres de dominio. Por lo tanto, y en base al interés publico, establece una serie de restricciones en el momento de realizar un registro.
Como novedad importante para nuestro país, introduce la posibilidad de utilizar la letra “ñ” en el registro de nombres de dominio, no permitido hasta el momento. De la misma forma, permite el acceso al dominio “.es” a extranjeros, así como a marcas comunitarias, tampoco permitido hasta entonces.

? Orden de 21 de marzo de 2000 del Ministerio de Fomento, por la que se regula el sistema de asignación de nombres de dominio en Internet bajo el Código de país correspondiente a España (“.es)”.

Comienza afirmando que la ICANN es la organización responsable de la administración en el ámbito mundial de los nombres de dominio. En esta Orden se establecen los criterios a seguir sobre la concesión de nombres de dominio.
En el anexo de la Orden se pueden apreciar las normas de asignación de nombres de dominio.


Los elementos del nombre de dominio están claramente diferenciados:

- En primer lugar, aparece el nombre del protocolo o lenguaje utilizado por las computadoras para su comunicación, que en el caso que hemos puesto de ejemplo sería el “http”.
- Seguidamente, consta el nombre del ordenador, que en la práctica es “WWW”. Son las siglas de World Wide Web, significando algo así como una tela de araña o red mundial.
- A continuación podemos diferenciar lo que es propiamente el nombre de dominio. Consta, a su vez, este nombre de dominio de dos o más elementos, separados entre sí por puntos. Por un lado, está el Top Level Domain, nombre de dominio de primer nivel (TLD), y por el otro, podemos apreciar el Individual Second Level Domain o nombre de dominio de segundo nivel (SLD).
- En el ejemplo anterior, “delapazabogados” sería el nombre de dominio de segundo nivel o SLN. Y el nombre de dominio de primer nivel será la terminación de la dirección “.com”.

A su vez, los nombre de dominio de primer nivel se clasifican en Genéricos y Nacionales. Los Genéricos, igualmente, están divididos en restringidos y abiertos.

Los tipos de dominio son varios. Podemos clasificar los dominios en:

1. PRIMER NIVEL O TOP LEVEL DOMAIN (TLD)


Grupo de letras que se extiende desde el final del nombre de dominio hasta el primer punto. En el ejemplo anterior www.delapazabogados.com sería “.com”.
Actualmente hay dos grupos principales de Top Level Domain:

- 1.1. Genéricos de nivel superior (Generic Top Leve Domain, gTLD).
Se asignan estos dominios atendiendo a una distribución por actividades. A su vez, se dividen estos dominios genéricos en dos:

1.1.a) Dominios Restringidos: para su asignación se exige cumplir determinados requisitos.
Así pues, requieren que un titular cualificado los solicite y registre, por lo que solamente se asignan a determinadas entidades concretas.
Son los dominios siguientes: .int, .edu, .gov, .mil, .biz, .info, .name, .pro, .cop, .museum, .aero.

1.1.b) Dominios Abiertos: no exigen esta modalidad de dominio ningún requisito para poder ser solicitados y registrados por las personas o entidades interesadas en ellos.
Por lo tanto, estos dominios no requieren de titular cualificado para su registro, a diferencia de los anteriores. En este supuesto sólo es necesario que el dominio que se solicita no esté ocupado y se paguen determinadas tasas en el momento del registro.
No hay restricciones para las personas o entidades que deseen registrar nombres en ellos.
Son: .com, .org, .net.

- 1.2. Territoriales o nacionales de nivel superior (Country Code Top Level Domain, ccTLD): su asignación se realiza atendiendo a criterios geográficos.
Actualmente existen más de 250 dominios territoriales o nacionales de nivel superior.
La manera de diferenciación entre ellos es que cada uno lleva el código de un país.
Los diferentes países que os otorgan establecen determinados requisitos para optar a un registro que incluya el código de su país.

En ocasiones son dominios abiertos, sólo necesitan pago de tasas y que el domino a registrar esté libre. En muchos supuestos, los países ofertan sus dominios de manera gratuita o con unos costes mínimos para registrar, con la finalidad de promoción y de dar a conocer su país, tal y como sucedió en el caso de la pequeña isla Tokelau, que oferta el alojamiento de nombres de dominio en su país de manera gratuita para darse a conocer. Este archipiélago, cuyo dominio es “.tk”, situado en el Pacífico, y formado por tres pequeñas islas, busca su promoción y beneficios para poder vender, más adelante, dominios especiales con un precio ya establecido.

Sin embargo, en otras ocasiones, los requisitos son más restrictivos, tal y como puede ser el caso de España, con leyes muy estrictas en lo referente al registro de dominios, aunque, como ya hemos apuntado en el momento de analizar la regulación legal en nuestro país de los nombres de dominio y sus registros, el nuevo Proyecto de Ley sobre nombres de dominio, flexibiliza los requisitos para acceder a un dominio “.es”, hasta ahora de gran dureza.
Algunos de los ejemplos de este tipo de dominios territoriales son “.es” (España), “.fr” (Francia), “.au” (Australia), “.br” (Brasil), “.ca” (Canadá).


2. SEGUNDO NIVEL O SECOND LEVEL DOMAIN (SLD)


El dominio de segundo nivel se compone de los caracteres alfanuméricos que preceden a Top Level Domain, o dominio de primer nivel.
Estos dominios son asignados por organismos en cada país, que los gestionan, establecen sus reglas y administran. Así, en España, el encargado de asignar los dominios era el ES-NIC, cuya dirección en Internet es la siguiente: www.nic.es.
Sin embargo, en la actualidad, la encargada de tal función es la Administración Pública a través de la Entidad Pública Empresarial “RED.ES” con la dirección de Internet www.red.es .

La entidad pública empresarial Red Técnica Española de Televisión ha pasado, tras la promulgación de la Ley 14/2000, de 29 de diciembre, de medidas fiscales, administrativas y de orden social, a denominarse entidad pública empresarial Red.es.
La mencionada entidad está adscrita al Ministerio de Ciencia y Tecnología, a través de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la información.

Las diferentes Órdenes Ministeriales dieron los requisitos a cumplir para el registro: que sea registrado por persona física española o extranjera; las entidades con o sin personalidad jurídica, que se constituyeron según la legislación española o las primeras sucursales inscritas en el registro Mercantil, de sociedades extranjeras.

También podrán acceder al registro de un nombre de segundo nivel aquellos Órganos Constitucionales, Administraciones Públicas españolas y entidades de Derecho público que posean personalidad jurídica propia, al igual que los Departamentos Ministeriales y Consejerías de las Comunidades Autónomas.

Por último, podrán acceder al registro de un dominio de este tipo las Embajadas y consulados extranjeros que se encuentren acreditados en España, así como las diferentes organizaciones internacionales de las que España sea parte o las entidades que resulten de acuerdos o convenios internacionales, y que fueran suscritos por España.

De la misma manera, hay una serie de requisitos que deberán cumplir los dominios de segundo nivel: no estar previamente asignado el nombre de dominio; cumplir las distintas normas de sintaxis y demás normas para la asignación de nombres de dominio bajo el ".es" recogidas en el Proyecto de Ley; acatar las normas de derivación de nombres de dominio, y, por último, no estar comprendido dentro de las prohibiciones enumeradas en el Proyecto de ley.


3. TERCER NIVEL


La posibilidad de poder solicitar dominios de tercer nivel es una de las novedades introducidas por el Proyecto de Ley. Los nombres asignados que se pueden solicitar son: “.com.es”, “.nom.es”, “.org.es”, “.gob.es” y “.edu.es”.

Al igual que en los supuestos anteriores, existen unos requisitos que las solicitudes de registro de los nombres de dominio deben de cumplir: no vulnerar lo dispuesto en el Proyecto de Ley, en lo que se refiere a reglas de sintaxis; en relación a nombres de domino compuestos por nombres y apellidos o por combinación de ambos, se exigirá que tengan relación con la persona que lo solicita; además, si se trata de topónimos y gentilicios bajo ".gob.es", se exige que éstos identifiquen de manera inequívoca al solicitante.


Las ventajas que para una empresa puede reportar el contar con un nombre de dominio asociado a su website son innumerables: creación de un escaparate virtual, accesible las 24 horas del día los 365 días a la semana; concebir y promover la identidad de la empresa en una red tan amplia como es Internet; crear un punto de contacto entre la empresa y sus clientes; dotar de un determinado prestigio a la empresa frente a sus competidores; y, en último caso, logra equiparar a las grandes, pequeñas y medianas empresas, ofreciendo a todas la posibilidad de contar con su espacio en Internet, con el fin de promocionar sus productos y servicios.


Sobre los dominios es preciso destacar que existe la imposibilidad de registrar dos dominios iguales, aunque las empresas o particulares se dediquen a realizar diferentes actividades. Por lo tanto, pueden existir dos marcas iguales en mismo país, pero sólo una tendrá el dominio, se da aquí la máxima conocida en el derecho como “prior tempore, prior iure” (primero en el tiempo, primero en derecho).


Para llevar a cabo el registro de nombres de dominio, hay una serie de registradores oficiales, acreditados ante la ES-NIC, ante los cuales se puede solicitar y gestionar todo lo referente a los nombres de dominio: registros, consultas o solicitudes.


ICANN: Corporación para la Asignación de Nombres y Números en Internet

Nace esta Organización en octubre de 1988, como Institución no lucrativa y con la función de ser responsable de la administración de los nombres de dominio y direcciones numéricas de Internet en el ámbito mundial.

Entre los objetivos de la ICANN está el administrar la estructura de Internet; establecer criterios generales de otorgamiento de los nombres de dominio; así como buscar la coordinación de organismos de cada país encargados de la asignación de los nombres de dominio.
La ICANN cuenta con una serie de organizaciones de apoyo que la ayudan en su labor de administración de los nombres en Internet, ocupándose cada una de ellas de diferentes aspectos relacionados con Internet, propiedad intelectual y registradores de nombres de dominio.

Es posible afirmar que la ICANN ha cumplido de manera eficaz sus objetivos tal y como conseguir tener presencia en varios países; lograr la firma de convenios con el Gobierno de EE.UU., y con compañías como Network y demás empresas. De la misma forma, la ICANN llevó a cabo la realización de los trabajos más diversos, así como logró abrir la competencia entre los registradores de dominios, en beneficio para los usuarios, que se tradujo en una bajada de precios en los registros de dominios.

Destaca que la ICANN consulta en su labor de administración de recursos en Internet a la OMPI.
Es muy importante acentuar que la ICANN prevé un proceso de resolución de controversias en los supuestos de nombres de dominio, esto es, somete los conflictos a un arbitraje internacional, sin necesidad de acudir a la jurisdicción.


OMPI (WIPO)Organización Mundial de Propiedad Intelectual (World Intellectual Property Organization)

La falta de legislación sobre los modos de asignación de nombres de dominio provoca abusos en registros. Se dan, sobre todo, casos de ciberocupación, esto es, el registro abusivo de los nombres de dominio con el único fin de especular con ellos.
Se infringen, por lo tanto, con estos delitos, los derechos de propiedad industrial y derecho marcas.
Tras una propuesta realizada por EE.UU., en 1998 se internacionalizan consultas y la OMPI se ocupa de ello.

El proceso de resolución de controversias en el tema de nombres de dominio ante la OMPI comienza por formular recomendaciones a la ICANN para administrar los nombres de dominio.
Las actuaciones de estas entidades se llevan a cabo en más de 15 ciudades del mundo y son utilizados sus sistemas por más de 300 gobiernos, organizaciones, asociaciones profesionales, corporaciones y particulares.

El final del proceso de resolución de controversias planteado ante la OMPI finaliza con un informe de la misma que será presentado ante la ICANN y los estados intervinientes en el conflicto.

ESTRUCTURA DEL INFORME FINAL DE LA OMPI: cuenta con cinco partes bien diferenciadas:

1ª Introducción: la OMPI proporciona una serie de explicaciones previas sobre el mundo de las nuevas tecnologías, así, explica qué es Internet, así como qué son nombres de dominio, sus conflictos, procedimientos relativos a las controversias y los procedimientos para su resolución.

2ª Conflictos en materia de registro de nombres de dominio: refleja en esta segunda parte la necesidad de creación de un registro eficaz sobre la gestión de nombres de dominio en todos los países, y propone la solución a dicho problema: proporcionar una serie de instrumentos técnicos a los encargados del registro de dominios en los diversos países, con la realización de una previa verificación de datos de los titulares de los nombres de dominio. En su función, no se deben de olvidar de cumplir las normas referentes a la protección de datos de carácter personal proporcionados por los titulares de dichos datos.

3ª Solución de controversias: es necesario que exista un procedimiento de carácter administrativo para la solución controversias surgidas en el ámbito de asignación de recursos en Internet, así, se designa a la ICANN para tal cometido. En lo relativo al ámbito de aplicación del procedimiento, los temas que abarca el mismo son el registro abusivo y la mala fe en los registros de dominios.
La principal característica del procedimiento de resolución de conflictos es que es rápido, eficaz y rentable para las partes que se someten a él.
Las resoluciones del procedimiento consisten en la anulación del nombre de dominio concedido y que está en conflicto, o bien en la transferencia del dominio a su titular.

4ª Marcas famosas y notoriamente conocidas: se establece en esta parte del informe la posibilidad de introducir un mecanismo para que el titular del dominio registrado pueda impedir el registro de determinadas marcas cuando éstas sean famosas y conocidas.

5ª Implantación de nuevos dominios: incide este apartado en la gran desconfianza que tienen los titulares de nombres de dominio por la usurpación y prácticas desleales.
Apuesta la OMPI en todo lo que consta en el informe.


Conflictos entre nombre de dominio y marcas

Surgen las controversias por coincidencia entre las funciones de los nombres de dominio y las marcas ya existentes. Se da una gran diferencia entre las disposiciones que regulan los nombres de dominio y las marcas, disposiciones que otorgan una mayor y clara protección a las marcas, en detrimento de los nombres de dominio.
La marca se define en la Ley 17/2001, de 7 de diciembre:

“Todo signo distintivo susceptible de representación gráfica, que sirva para distinguir en el mercado los productos o servicios de una empresa de los de otra”.


Cuando un nombre de dominio infringe una marca, se produce lo que conocido como infracción de Derechos de la Propiedad Industrial (no hay que olvidar que una marca es propiedad industrial, y como tal, está protegida en nuestro ordenamiento).

Hay unos determinados requisitos que deben probarse para que se de una infracción:
1º. Que el nombre de domino sea idéntico o similar a la marca ya registrada. Este aspecto lleva a confusión a los consumidores.
2º. Los servicios o productos ofrecidos por las dos empresas sean similares.
3º. No exista autorización del titular de la marca para su uso.

Los sistemas para afrontar los conflictos surgidos entre nombres de dominio y marcas son varios. En primer lugar, se establece un control preventivo: por medio de la asignación de reglas y normas de registro. En segundo lugar, es preciso destacar un control posterior: extrajudicial, por medio de negociaciones o de arbitraje internacional, y por último, judicial.


Copyright © Noviembre 2003

 

Temas Legales - Servicios Jurídicos - Contacto - Consultas Jurídicas
Datos Identificativos - Condiciones de Uso - Política de Privacidad y Seguridad